Bartolomé Leal, Trazas negras. Conversaciones sobre novela negra y policial en Chile

Santiago de Chile: Ediciones Plaza de Letras, 2018; 143 p.Néstor PonceRéférence(s) :

Bartolomé Leal, Trazas negras. Conversaciones sobre novela negra y policial en Chile

Bartolomé Leal acaba de publicar en diciembre de 2018 un libro importante, no sólo para aquellos que se interesan por la literatura negra en particular, sino también para aquellos observadores de la literatura hispanoamericana en general. Leal, escritor de novela negra –entre ellas, la memorable Linchamiento de negro, 1994, traducida al inglés-, periodista, editor, bloguero, folletinista y crítico de cerveza, nos propone un volumen de entrevistas a los principales autores de novela negra chilena: el recordado y pionero Poli Délano, Diego Muñoz Valencia, Toño Freire, Ramón Díaz Eterovic, Eduardo Soto Díaz, Helios Murialdo, Juan Ignacio Colil, Ricardo Chamorro, Eduardo Contreras, Gonzalo Hernández Paula labaca y el propio Bartolomé Leal –entrevistado por Eduardo Contreras. La cuidada edición de este libro, con excelente diagramación y una verdadera antología de ilustraciones de cada uno de los autores estudiados, se destaca asimismo por la originalidad de la tapa, todas ellas obra de Luis Peña Álvarez (a) Kampf.

El volumen a través de preguntas agudas y provocativas permite trazar un panorama de la literatura negra y policial de Chile, abordando las definiciones del género, los diferentes acercamientos y motivaciones de los autores, las temáticas tratadas, los problemas de lenguaje y estilo, el cuadro social que sirve de fondo a las aventuras, la tipología de personajes, etc. En suma, un libro completo e imprescindible, que además ofrece ideas a investigadores de otras latitudes para escribir obras de la misma naturaleza. Esto permitiría dibujar una cartografía de un género que junto a la literatura infantil y juvenil es uno de las más vendidos del mundo. Este último punto, que Leal no ignora, lo lleva a interrogar a los autores sobre las condiciones de publicación y la actitud de las casas editoriales ante un género que para muchos sigue siendo calificado de “paraliteratura”. Saludos entre los autores la presencia de una mujer –la única del volumen-, Paula Ilabaca, que ofrece un testimonio apasionante sobre su acercamiento al género: fue perito en el Laboratorio de Criminalística –elegida en novecientos postulantes. Esta experiencia le sirvió para conocer a fondo los procedimientos policiales y los casos que se debían tratar. Otros escritores llegan al policial por lecturas, o por estudios académicos. Todos tienen una trayectoria diferente, pero coinciden en la pasión por el género negro.

Un libro de Bartolomé Leal que no puede pasar desapercibido.

Referencia: https://journals.openedition.org/amerika/10731

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *